Para muchos la realidad virtual es ya más que una realidad, valga la redundancia; para otros, aún le queda mucho camino por recorrer. ¿O quizá nunca llegue a asentarse? Según algunas previsiones, este mercado moverá el próximo año más de doce mil millones de dólares. ¿Se cumplirán las previsiones? Lo que sí está claro es que la realidad virtual ofrece un abanico de posibilidades casi infinito y las marcas no se lo quieren perder (en este enlace y en este otro pueden ver ejemplos de cómo las marcas ya están trabajando con la realidad virtual).

 

Sin tener muy claro aún cuánto éxito tendrá, los mundos de las redes sociales y el marketing digital ya están inevitablemente sumergidos en este nuevo campo. Hacer la compra desde el salón de casa es algo ya más que habitual; ¿se imaginan poder hacerlo ahora casi literalmente paseando por los pasillos de su supermercado favorito o tienda favorita? Si quieren ir a un parque temático, no tendrán que esperar a ver cómo serán sus principales atracciones, solo necesitará sus gafas de realidad virtual para probarlas. ¿Se imaginan poder entrar virtualmente a la habitación de ese hotel de ensueño que están planeando reservar para sus próximas vacaciones? Este y muchos más son ejemplos en los que el marketing ya se está adelantando a un mundo que puede llevar la relación usuario-marca a un nuevo nivel desconocido.

 

Facebook se apunta el primer tanto

El social media no se queda atrás. Facebook ha sido la primera en introducirse de lleno en la investigación de la realidad virtual y ya nos deja ver lo que podría ser una futura red social en la que interactuamos de diversas formas con avatares que podemos introducir en realidades aumentadas. Desde que Mark Zuckerberg, creador de Facebook, adquiriera la compañía desarrolladora de gafas de realidad virtual Oculus, el magnate y su equipo han estado trabajando en la que podría ser la próxima gran red social y a la que ya podemos acceder comprando estas gafas. En el vídeo que aparece a continuación vemos la primera demostración de lo que será esta red social.

Zuckerberg nos plantea un mundo virtual donde nuestros avatares interactúan en lo que ya han denominado como Facebook Spaces, es decir, una versión virtual de Facebook. En el vídeo, los avatares viajan juntos a sitios tan dispares como el fondo del mar rodeados de tiburones o la propia oficina de Mark Z., donde juegan una partida de cartas. Las opciones son ilimitadas. ¿Es esta la próxima gran red social?

 

Múltiples opciones

La realidad virtual tiene, como decíamos, casi infinitas posibilidades de penetración. Ni que hablar tiene lo que ya está suponiendo y supondrá para el mundo de los videojuegos y el entretenimiento. Pero los expertos apuntan también a nuevas posibilidades: en educación, a través, por ejemplo, de la creación de escenas de crimen que pueden investigar estudiantes forenses; en la venta de inmuebles, dando la opción al comprador de visitar su futura casa en cualquier momento; opciones para viajar desde el sofá o visitar museos y exhibiciones, o garantizar accesos imposibles de otro modo para personas discapacitadas.

Realidad virtual, revolución digital

Todo parece apuntar a un futuro muy esperanzador para la realidad virtual, pero aún no está tan claro. Los costes son altos y la producción de contenido es aún muy cara y, a pesar de que las marcas se están volcando en su desarrollo, aún quedan algunos años para su total implantación. En este post de Puro Marketing son aún pesimistas en cuanto al éxito de la realidad virtual; como ejemplo, un dato: en una encuesta realizada en EE.UU., el 53% de los encuestados no muestra ningún interés en este campo. El futuro dirá, por lo que seguiremos muy atentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *